Invertir en otras divisas en Mintos

En esta entrada me gustaría expresar mi opinión sobre la posibilidad y los riesgos de invertir en otras divisas en Mintos.

En los ejemplos tomaré como divisa base el EUR, pues es mi divisa base.

Ejemplos

Ahora mismo, existen divisas que tienen préstamos con tipos de interés más altos que los que se encuentran en euros. Así por ejemplo, y a plazos cortos:

En pesos mexicanos al 18%:

Para rublos (Rusia) al 16% (alargando el plazo a 6 meses hasta el 17,5%)

Y en tenges kazakos (primera vez que oigo esta moneda) al 17%:

Todas estas inversiones parecen más interesantes que sacar un 10% en EUR, pero no es tan sencillo.

Tipos de cambio

Para invertir en otras divisas, Mintos nos exige que cambiemos la cantidad que deseemos a otra divisa. Mintos cobra una comisión por esta cambio, que a día es según esta tabla:

DivisaComisión cambio
CZK0,70%
DKK0,50%
GBP0,50%
GEL2,00%
KZT1,25%
MXN1,25%
PLN0,50%
RON1,00%
RUB0,70%
SEK0,50%
USD0,70%

Por tanto, de inicio tenemos una penalización que será mínimo del 0,5% y en el peor de los casos del 2%. Adicionalmente, para volver a convertir el importe de la divisa que sea a EUR, deberemos pagar de nuevo la misma comisión.

¿Qué supone esto? Un desincentivo para hacer esto a corto plazo. Imaginemos que tenemos 1000 EUR que invertir durante 3 meses. Vamos a comparar la inversión en EUR y MXN.

Ejemplo de inversión

En euros: Si asumimos que le podemos sacar un 10%, anual, tendríamos al final de los 3 meses 1.000*(1+10%*3/12)=1.025 EUR

En pesos: Primero tendríamos que cambiar los euros a pesos. El tipo de cambio que da MIntos ahora mismo es: 21,344479 pesos por euro, y la comisión según la tabla de arriba es del 1,25%. Por tanto Mintos nos dará en pesos: 1.000*(1-1,25%)*21,344479 =21.077,67 MXN. Los invertimos al 18% y obtenemos 21.077,67*(1+18%*3/12)=22.026,17 EUR.

Al final de los 3 meses necesitamos el importe y lo convertimos a EUR de nuevo (vamos a asumir el mismo tipo de cambio). Tendremos 22.026,17 * (1-1,25%) / 21,344479 =1.019,04 EUR ¡SORPRESA! ¡Tenemos menos euros que solo invirtiendo en euros!

¿Por qué ocurre esto? La comisión que nos aplica Mintos, es un porcentaje sobre la inversión. En el caso de los mexicanos, al ir y volver, perdemos un 2,5% de la cantidad invertida (realmente no es justo un 2,5% porque los importes iniciales y finales no son los mismos, pero son lo suficientemente parecidos para simplificarlo). Sin embargo, el tipo de interés se devenga en el tiempo. Así, en un año, necesitaríamos que la inversión en divisa tuviera un tipo anual 2,5 puntos mayor que en euro para que fuera equivalente. Pasado ese primero año, ya ganaríamos dinero.

Si invertimos a 3 meses, la equivalencia requiere una diferencia en tipos de interés de 2,5%+4=10% (en tipo anual) a favor de la inversión alternativa para que nos salga a cuenta. En el caso que hemos puesto de ejemplo, la inversión en MXNs era «solo» 8 puntos mayor (18% vs 10%).

El paso del tiempo

¿Eso es todo entonces? ¿Elegimos una divisa que dé mejores intereses y aguantamos el paso del tiempo? Por desgracia no es así. Los tipos de interés no son estables (y por desgracia están lejos de estarlo).

Según los gráficos que nos proporciona la web investing.com, así se han comportado las divisas que estamos comentando en los últimos 10 años:

El peso mexicano:

El rublo:

El tenge:

Como podéis ver, estas divisas en los últimos 10 años se han movido y mucho. Se han movido en rangos de hasta el 100% del tipo de cambio inicial. Hace 10 años se compraba un euro con 200 tenges. Ahora hacen falta más de 400.

¿Qué significa esto? En general, las divisas de los países emergentes se han debilitado contra el euro en un plazo largo. Por ejemplo, en el caso del tenge o del rublo, si hace 10 años cambiabas tus euros a estas divisas, si hoy deseas euros, obtienes la mitad de euros. ?¡Esto es el riesgo divisa!

Otro ejemplo

Por cuantificar el ejemplo. hace 10 años hubiéramos comprado unos 200.000 tenges (tipo de cambio 200 del gráfico) y nos hubieran cobrado 1,25% de comisión, por lo que tendríamos realmente 197.500.

Si los invertimos 10 años al 18% al final de los 10 años tendremos 197.500*(1+18%)^10=1.033.683, que vueltos a cambiar a euros (a 430 y pagando 1,25% de comisión) nos daría 2.373 EUR.

En ese mismo periodo, invirtiendo los 1.000 euros al 10% hubiéramos obtenido 2.593 EUR.

Esto puede cambiar en el futuro. Solo con que los tipos de cambio se mantuvieran más o menos estables, la comparación saldría al revés. Pero los mercados se comportan como vasos comunicantes. Los tipos de cambio serán más estables si esas economías lo son. Y eso probablemente llevaría a tipos más bajos en esas divisas. ¿Qué pasará? nadie lo sabe.

¿Cómo lo aplico a mi inversión?

Aquí llega la parte fácil del artículo.

¿Sé cómo van a evolucionar los tipos de cambio en los próximos meses o años? No, no lo sé.

¿Tengo herramientas accesibles para cubrirme de este riesgo y minimizarlo? No, no las tengo.

En conclusión, es fácil. Yo me mantengo fuera de este tipo de inversiones.

Espero que os haya aclarado sobre el funcionamiento de inversiones en divisa en Mintos.

Inversión en crowdlending y riesgos

Como indiqué en mi entrada anterior, parte de mi cartera se encuentra en crowdlending. Aquí revisamos sus riesgos.

Invertir en crowdlending implica una serie de riesgos a considerar y mitigar antes de invertir y durante el proceso de inversión. En esta entrada voy a contar en qué se basa el proceso, relatando en otra entrada mi experiencia de inversión. Muchos de los ejemplos y explicaciones, los daré basados en mintos, que a día de hoy es una de las plataformas más extendidas.

Antes de detallar los riesgos es importante conocer qué es el crowdlending. El crowdlending consiste en participar de manera (normalmente) minoritaria en préstamos ofrecidos sobre todo a particulares y pequeñas empresas.

Intervinientes

  • El prestatario, que es la persona o empresa que recibe el préstamo. Este préstamo en ocasiones puede tener una garantía adicional. Así, por ejemplo, en un préstamo para la compra de un coche, el coche puede ser una garantía que cubra el pago del préstamo.
  • El originador. Éste es el que tiene la primera relación con el prestatario, recibe su petición, la evalúa y decide darle el préstamo o no. Si lo decide, pude mover el préstamos a una plataforma, donde muchos inversores se harán cargo de una parte del préstamo. En general las plataformas exigen a los orginadores que mantengan un porcentaje del préstamo en su poder. De este modo, se asegura que el originador del préstamo está alineado con los intereses de los inversores finales. Además, el orginador del préstamo, ofrecerá normalmente el préstamo en la plataforma con unas condiciones de interés algo menores a lo acordado con el cliente. De este modo, obtiene un ingreso adicional para pagar sus costes y como veremos más adelante cubrir riesgos.
  • La plataforma es la que se encarga mediante sus herramientas, de recibir las solicitudes de originadores e inversores y hacerlas cruzar.
  • El inversor final que somos nosotros.

Los riesgos que se presentan tienen algunas diferencias respecto a las inversiones tradicionales en fondos, acciones, depósitos bancarios etc. Estos riesgos se pueden diferenciar en los siguientes aspectos:

Riesgo de impago del prestatario

Riesgo de impago del prestatario. Del modo que funciona esta inversión, nosotros como inversores somos los dueños de una parte del préstamo, y si el prestatario no paga, el inversor no cobra. Este aspecto debe ser tomado en especial consideración, ya que como inversores no conocemos a la persona a la que hemos hecho el préstamo ni tenemos ninguna garantía sobre su solvencia.

Este riesgo puede ser limitado seleccionando de manera cuidadosa tanto la plataforma de inversión como el tipo de préstamos que seleccionamos. Casi todas las plataformas ofrecen préstamos con “buyback” o garantía de recompra en castellano. Estos préstamos tienen la característica de que el originador del préstamos o la plataforma se comprometen a recomprar el préstamo si el prestatario no paga. Generalmente, esta garantía de pago se establece un cierto número de días posterior al vencimiento del préstamo, de cara a dar tiempo que cualquier situación anómala puntual sea resuelta.

Tomando como ejemplo Mintos, en sus préstamos con garantía, se recomprarán si permanecen en impago por un periodo de 60 días. Dependiendo de la plataforma la garantía de recompra puede tener distintas características, así puede aplicar que pague intereses desde el primer día del impago o que en el periodo del impago no genere intereses. En general, este riesgo puede ser gestionado con bastante facilidad si se conoce como opera la plataforma con la que se vaya a trabajar.

Riesgo de quiebra del originador

Riesgo de quiebra del originador. Este riesgo viene dado porque el originador es el que tiene la relación con el prestatario, y además en muchas ocasiones es el que ofrece la garantía de recompra. Si el originador quiebra, toda nuestra inversión y la garantía pueden no ejecutarse. Es por ello, que las plataformas, hacen (o deben hacer) un proceso detallado de selección de originadores con los que van a trabajar. Ello va en su propio interés, ya que si se produjera una quiebra en un originador y los inversores no recuperan su inversión, va en detrimento de la imagen y prestigio de la plataforma. Las plataformas habituales, hacen controles sobre los originadores con los que trabajan. Por ejemplo, mintos detalla en esta página cómo lo hacen.

La forma de minimizar este riesgo es diversificar las inversiones (si la plataforma te lo permite) entre el mayor número de originadores posible, y asegurar que son originadores de la mayor calidad. Siguiendo con el ejemplo de mintos, en la actualidad existen 66 originadores diferentes, que mantienen en general una inversión de entre el 5 y el 20% de los préstamos que proporcionan.

Adicionalmente, y de cara a valorar la calidad de los originadores, algunas plataformas ofrecen un rating de los mismos. Estos ratings están basados en  el propio análisis de la plataforma, por lo que tampoco son una ciencia exacta. En internet, existen usuarios y plataformas que hacen sus propios análisis de los originadores:

Uno muy popular es el realizado por explorerp2p que se basa en las características financieras de cada uno de ellos.

Otro es éste que se basa en el anterior y además lo enriquece con alguna característica interesante a considerar como el que paguen intereses en caso de retraso en el pago y el “periodo de gracia”, que consiste en unos días que el originador se reserva para asegurar que los pagos se realizan sin que se paguen intereses; está pensado especialmente para asegurar que pagos internacionales son procesados sin incurrir en penalizaciones adicionales.

Otros riesgos

Riesgo de quiebra de la plataforma. La razón de este riesgo es que al realizar todo el proceso a través de una plataforma, puede suponer problemas para conseguir obtener los cobros en caso de quiebra. Según opere la plataforma, este riesgo es mayor o menor. En general, en la mayoría de los casos, para cada préstamo se genera un contrato entre el originador y el inversor. En ese caso, el riesgo se minimiza, pero seguiría estando el problema de recibir los pagos. Es por ello que es importante tratar de operar con plataformas que tengan ya un recorrido y esté certificado su correcto funcionamiento.

Una forma de mitigar este riesgo es tratar de diversificar la inversión entre varias plataformas. En castellano, Inversor Millenial ha explicado su experiencia y elaborado un pequeño ranking interesante de plataformas.

Un posible riesgo adicional a tener en consideración es la existencia de un fraude en cierto modo masivo, especialmente relevante si se produce a nivel originador o plataforma con el propósito de obtener los recursos de los clientes mediante falsos préstamos.

Como conclusión, la inversión en crowdlending, presenta unos riesgos que hay que ser capaces de asumir y tratar de mitigar en nuestras inversiones. Teniendo todo eso en consideración, los rendimientos obtenidos pueden ser interesantes y los riesgos asumibles.